Noticias y eventos
search
Terapia Física para prevenir y rehabilitar

Esta disciplina del área de Ciencias de la Salud ha cobrado gran relevancia y representa una oportunidad para los jóvenes.

Por: Arturo Padilla
17/Ene/2023
terapia fisica para prevenir y rehabilitar

 

La terapia física es una disciplina que pocas veces se considera al pensar en la salud. Contra la creencia común, no solo es para aliviar lesiones, sino que también tiene acciones preventivas, ayudando a “dar mantenimiento” al cuerpo. En todo caso, hay que recurrir a los profe­sionales. Existen distintos tipos de dolor, y solo un fisioterapeuta sabe la mejor forma de abordarlo.

 

Esto lo mencionaron el Dr. Juan Soto Ren­dón, Director de Programa de Terapia Física, y el Mtro. Guillermo Alonso Alejo López, profesor de la Licenciatura en Terapia Física de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

 

Cuando comienza a sentirse dolor o molestia muscular u ósea, lo mejor es visitar a un especialista, porque podría tratarse del inicio de padecimientos que podrían afectarnos a corto, mediano o largo plazo.

La fisioterapia se encarga de prevenir, rehabilitar, re­adaptar y mantener en buenas condiciones el cuerpo humano, para que pueda moverse y asumir su capa­cidad funcional completa. Explica el Dr. Soto Rendón que primero se requiere una evaluación detallada, para luego intervenir con herramientas como el ejercicio, estiramientos, técnicas de terapia manual, uso de ca­lor, frío o aparatos como ultrasonido, láser o corrientes de electroterapia.

 

La actividad física consiste en cualquier movimiento producido por el cuerpo humano, pero, dependiendo de su intensidad, las diferentes estructuras, sean mús­culos, ligamentos o tendones, harán un consumo de energía mayor o menor.

UAG

La actividad física adecuada ayuda a prevenir y con­trolar enfermedades no-transmisibles, como las cardia­cas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer. También ayuda a prevenir la hipertensión y a mantener un peso corporal saludable, y puede mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar. La Organización Mundial de la Salud recomienda la actividad física aeróbica desde niños hasta adultos mayores, adaptando los objetivos a las capacidades funcionales. En adultos mayores es muy importante, para prevenir caídas.

 

Los fisioterapeutas se ocupan de identificar y maxi­mizar el potencial de movimiento en las esferas de la promoción, la prevención, el tratamiento, la interven­ción y la rehabilitación. Están íntimamente ligados con la actividad física, y por ello debe darse mayor impor­tancia a su actividad.

 

Al activarse físicamente con la guía de un fisioterapeuta, podrán prevenirse lesiones y mejorar el rendimiento físico, entre otros beneficios, porque este especialista evalúa primero y después da recomendaciones.

 

El abordaje de las lesiones es muy similar en depor­tistas de alto rendimiento y en personas sedentarias. “Lo que cambia es la cantidad de sesiones de terapia, porque puede trabajarse a doble o triple sesión en un día. También difieren los tiempos de adaptación y la dosificación del ejercicio y los objetivos; por ejemplo, un deportista debe regresar lo más pronto posible a entrenar o competir, siempre respetando su proceso de recuperación, para evitar recaídas. La función del fisioterapeuta deportivo, en conjunto con un equipo interdisciplinario, será guiar este proceso y reintegrar al deportista en las mejores condiciones posibles”, comenta el Dr. Soto Rendón.

 

La Universidad Autónoma de Guadalajara cuenta con la Clínica de Terapia Física, en donde atiende a la comunidad universitaria y al público en general. Está ubicada en el Instituto de Ciencias Biológicas (ICB), cuenta con equipo de alto nivel, y alumnos de la licenciatura en Terapia Física realizan prácticas y servicio social en ella. Se atienden lesiones como es­guinces, contracturas musculares, dolor e inflamación en diferentes regiones del cuerpo, además de proble­mas posturales, entre otros padecimientos, comentó el Mtro. Alejo López.

 

UAG

Fisioterapia deportiva

 

La fisioterapia deportiva es una espe­cialidad de la terapia física que se aplica a toda persona que practique algún deporte, ejercicio o actividad física, ya sea de alto rendimiento, amateur o esporádica.

 

“La práctica deportiva debe ser adecuada para las capacidades físicas y mentales de la persona, y no debe comprometer su salud física ni mental. Como en otras ramas de la salud, lo esencial es la prevención”, dice el Mtro. Alejo López.

 

Al evaluar las capacida­des físicas de una persona, es imprescindible considerar el análisis biomecánico, el tono muscular, la calidad de la contracción mus­cular, la postura, el rendimiento, el deporte o actividad física que quiere realizar o ya inició, lesiones previas y enfermedades que pueda presentar, entre otros factores.

 

La frecuencia y localización de las lesiones deportivas depende de múltiples factores; las más comunes son contusiones, esguin­ces, tendinitis, contracturas musculares, desgarres musculares, fracturas, periostitis y meniscopatías.

 

Cuando se presenta una lesión, es deber del fisioterapeuta deportivo hacer un diag­nóstico funcional del paciente y crear un protocolo de intervención terapéutica que se adapte a las necesidades de la persona, to­mando en cuenta el tiempo de cicatrización o recuperación del tejido lesionado, hacer la intervención, y reevaluar constantemente el progreso del paciente; también debe aplicar­se un plan de readaptación física en función del deporte y el nivel de competencia de la persona y su actividad física hasta su reintegración total. Esto ocurrirá en el menor tiempo posible, siempre respetando y acom­pañando el proceso cicatricial de la lesión.

Trastornos metabólicos

 

Los trastornos metabólicos son condiciones que afectan el metabolismo del cuerpo, es decir, a diversos procesos químicos que invo­lucran la obtención de energía a partir de los alimentos que se ingieren. Los trastornos metabólicos modifican estos procesos químicos y provocan una variedad de síntomas y alteraciones en la función corporal, que pueden llevar a complicaciones secundarias como pro­blemas del corazón y accidentes cerebrovasculares.

 

Estas enfermedades se deben principalmente a esti­los de vida inadecuados, como una alimentación poco saludable y rica en grasas, sedentarismo y tabaquismo, entre otros. Se trata de personas con diabetes, obesi­dad y dislipidemias (niveles elevados de colesterol o grasas en sangre). En algunos casos también pueden se trastornos heredados genéticamente.

UAG

Así lo explica la Dra. Dulce María Flores Cano, maestra en Ciencias de la Rehabilitación y Fisioterapia en Condiciones Internas por la Universidad de Ambe­res, en Bélgica, quien es maestra en la licenciatura en Terapia Física. Hoy en día, los trastornos metabólicos son muy frecuentes en todo el mundo, y especialmen­te en México representan un problema de salud muy importante.

 

La fisioterapia es parte del tratamiento interdiscipli­nario que requieren estos pacientes. En una persona con un trastorno metabólico, la capacidad para el ejercicio se ve alterada; por lo tanto, el fisioterapeuta se encarga de valorar la capacidad del paciente y de­terminar qué limitaciones muestra para hacer ejerci­cio, y posteriormente prescribe y pone en práctica un plan de ejercicio de manera supervisada. Durante el ejercicio, el fisioterapeuta monitorea los síntomas y parámetros importantes, para realizar de una manera más segura y efectiva el plan de ejercicio. Las inter­venciones de fisioterapia han demostrado un impacto favorable en las enfermedades metabólicas, y en los sistemas de atención médica.

 

También son importantes los cambios en estilo de vida: se recomienda una dieta mediterránea, basada en el consumo de vegetales, pequeñas cantidades de carne de res y pollo, consumo de granos enteros, fru­tas y verduras frescas, nueces y legumbres; abandonar hábitos como el alcoholismo y el tabaquismo; incre­mentar el ejercicio diario de intensidad moderada, apegándose a las guías de ejercicio de la OMS. Tam­bién deben realizarse ejercicios de fuerza muscular de intensidad moderada dos o más días a la semana, evitando periodos sedentarios.

UAG

Fisioterapia obstétrica

 

Esta rama de las ciencias de la salud podría ayudar a mujeres antes, durante y después del parto. La fisiote­rapia obstétrica se define como la especialidad de la fisioterapia que, desde sus métodos y técnicas, busca prevenir o tratar disfunciones del proceso de gestación.

 

Con ayuda de este método podría lograrse un nacimiento natural y sin dañar a la mujer, explicó la di­rectora operativa, experta en suelo pélvico, oncológico y circulatorio, Mtra. Brenda Rocío O’Brien Talavera, durante las Jornadas del Día Mundial del Fisioterapeu­ta que se celebraron en la Universidad Autónoma de Guadalajara.

“La fisioterapia obstétrica funciona para asistir a una paciente en el trabajo abdomino-perineal, las presiones, cambios de estructuras que presenta y las modificaciones que puede tener un cuerpo durante el desarrollo gestacional. También favorece la recupera­ción de la paciente en el posparto inmediato, para que recupere su vida diaria de manera positiva y pronta”, explicó.

 

Por otra parte, ayuda a llevar un embarazo de manera más cómoda para la madre. Los ejercicios y las actividades que esta terapia propone permiten sobrellevar las molestias del tercer trimestre de em­barazo, como falta de aire, acidez, inflamación de los tobillos, los dedos y el rostro, dificultades para conci­liar el sueño y desplazamiento del bebé hacia la parte inferior del abdomen.

 

Asimismo, puede ayudar a reducir dolores corpo­rales, de espalda, abdomen, ingle o muslos, mediante diversos ejercicios como la gimnasia abdominal hipo­presiva, el masaje perineal, ejercicios de contracción y guía del pujo.

 

Se recomienda esta terapia a partir del quinto mes de embarazo, cuando empiezan a notarse cambios en el cuerpo, hasta después de dar a luz.

Tratamiento del Covid persistente

 

El término “Covid persistente” describe la presencia de signos y síntomas que se desa­rrollan durante o después de una infección de Covid-19, que continúan durante doce semanas o más y no se explican por un diagnóstico alternativo. Incluye una variedad de síntomas, entre ellos fatiga, dificultad para respirar, debilidad, dolor muscular o articular. Estos síntomas repercuten en el rendimiento diario de la persona.

 

La fisioterapia puede ayudar en el trata­miento de este problema mediante diferen­tes estrategias, como mejorar la tolerancia al ejercicio mediante estiramientos, ejercicios de entrenamiento aeróbico, ejercicios de fortalecimiento y entrenamiento de equilibro. Además, la fisioterapia respiratoria puede ayudar a fortalecer los músculos que ayu­dan a respirar y, por lo tanto, a disminuir la fatiga.

UAG

 

Galería de fotos

 

TEMAS RELACIONADOS
Ciencias de la Salud
Terapia Física
Profesores
Expertos
MÁS NOTICIAS
Mtra. Celina Gallegos Sato, toda una vida en la Autónoma

Tras 32 años de ocupar en diversos cargos en la UAG, la maestra deja la institución en la que vivió grandes experiencias profesionales y personales.

Nutriólogos, expertos que nos ayudan a mejorar nuestra salud

Cada 27 de enero se celebra el Día del Nutriólogo, una profesión importante que nos ayuda a mantenernos sanos y que a veces no apreciamos en su totalidad.

Beneficios de la extracción de la leche materna

Si eres mamá o tienes un pequeño, te interesará saber en qué consiste este método para alimentar a tu bebé.

Las empresas son atractivas cuando deciden hacerse responsables: experto

Demostrar la responsabilidad no sólo se trata de un tema moral o de mayores ganancias, la responsabilidad social cambia a quienes la aplican de manera sincera, aseguró.

CONTÁCTANOS

Compártenos tus intereses y en breve un asesor educativo se pondrá en contacto contigo.

CONTÁCTANOS

Compártenos tus intereses y en breve un asesor educativo se pondrá en contacto contigo.

Al continuar acepto los términos y condiciones
Enviar
UAG

Dirección Campus Guadalajara

Av. Patria 1201, Lomas del Valle, C.P. 45129 Zapopan, Jalisco, México. 

Conmutador UAG

(33) 3648 8824

Informes 1er. Ingreso

(33) 3648 8824, Opción 1

(33) 3181 3169

Campus Tabasco

Conmutador UAG

(993) 310 5170

Informes 1er. Ingreso

(993) 310 5177

Prol. Paseo Usumacinta km 3.5 Fracc. El Country, Villahermosa, Tabasco, México.

Aviso de Privacidad Universidad Autónoma de Guadalajara 2021 Todos los derechos reservados